italiano    english    español    русский    portuguès    العربية    中文       

Evaluación

    Ofrecemos servicios de evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas para italiano L2.

  • Entre las actividades y los servicios ofrecidos, Siena Italtech pone a disposición un proceso de evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas para el italiano L2 confiable y estadarizado, resultado de años de trabajo, de experiencia y de formación
    El proceso de evaluación está administrado por una activa y consolidada colaboración con el centro CILS de la Universidad para Extranjeros de Siena. Siena Italtech se ocupa del proceso de evaluación de las pruebas de producción escrita y oral de los exámenes de certificación del italiano L2 CILS – Certificación de italiano como Lengua Extranjera.
     

    El examen CILS
    El examen CILS es un certificado oficial reconocido por el Ministerio de Relaciones Exteriores que reconoce la competencia lingüístico-comunicativa en italiano L2. Los exámenes CILS están organizados en seis niveles basándose en los niveles propuestos por el Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas.
    Los destinatarios de los módulos diferenciados creados por CILS son los adultos que estudian o que enseñan italiano en el extranjero, los adultos extranjeros que desean integrarse y trabajar en Italia, los niños, los adolescentes y los jóvenes que asisten a escuelas o universidades en Italia o en el exterior. Cada candidato puede prepararse de la manera que considere más oportuna, no se necesitan títulos de estudio particulares sino solo una competencia de la lengua italiana que corresponda a los parámetros indicados para cada uno de los niveles del Marco Común Europeo de Referencia para el conocimiento de las lenguas.
     
    La evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas
    Siena Italtech ofrece el servicio de evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas para el italiano L2 adoptando los criterios para la evaluación de las habilidades y de los varios tipos de producción, así como la respectiva modalidad de atribución de los puntajes para todas las pruebas de examen, elaborados por el Centro CILS
    En las producciones abiertas se toman en cuanta para la evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas: la eficacia comunicativa, registro/idoneidad estilística (idoneidad de registro y de variedad lingüística en el oral), idoneidad de contenido, corrección morfosintáctica, idoneidad y riqueza lexical y ortografía y puntuación (pronunciación y entonación en las pruebas orales).
    La decisión de evaluar de modo centralizado y en colaboración estrecha con el Centro CILS ya sea las producciones escritas que las orales representa una garantía de confianza para los candidatos. Los examinados obtienen de esta forma un tratamiento homogéneo y una evaluación segura y competente.
    Las pruebas escritas se evalúan después del escaneo de los textos escritos por los candidatos y la puesta a disposición en una plataforma on line que permite a los evaluadores trabajar también en autonomía, así como las pruebas de audio grabadas en formato mp3 en el examen se cuelgan en la misma plataforma para su evaluación.
     
    Los evaluadores
    Se ocupan de la evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas examinadores cuya formación se actualiza permanentemente, en Italia y en el exterior. Los encuentros de consulta con el Centro CILS, en el mismo lugar o a través de la red, constituyen ocasiones de puesta en común y reflexión colectiva para los evaluadores y se repiten antes del comienzo de cada nueva sesión de evaluación, con el fin de asegurar un procedimiento de estandarización de los juicios y de alcanzar un parecer común, coherente y seguro a través de una discusión compartida.
    Cada examinador trabaja en autonomía depués de la fase de estandarización del juicio, pero tiene la posibilidad de confrontarse con el Centro CILS también sobre cada prueba cuya evaluación pueda presentar conflicto. Todos los examinadores han transcurrido un periodo de observación y de prácticas en el Centro CILS y asisten a cursos de formación para poner en común los procedimientos y los parámetros de evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas; además toman constantemente como referencia las indicaciones de CILS, junto a planillas preparadas según cada nivel de los exámenes CILS para la atribución de los puntajes de cada habilidad lingüística.

    La puesta en común, la coherencia, la colaboración, la experiencia y la discusión de criterios y elecciones son la potencialidad que aseguran al proceso de evaluación de las competencias lingüístico-comunicativas una calificación que es lo más válida y segura posible.

    La capacidad que tiene Siena Italtech de evaluar las competencias lingüístico-comunicativas puede extenderse también a otras certificaciones de italiano L2, así como a entes o sujetos que necesitan un proceso de evaluación seguro y válido de las competencias lingüístico-comunicativas para el italiano L2 en ámbito escolar, universitario, de formación, profesional y para otros sectores.